Regulación Comercio Electrónico en España

Leyes Ecommerce Spain

Existen diversas leyes, directivas y decretos que regulan el comercio electrónico en España. Estas normas regulan las actividades de las empresas en Internet, que además deberán cumplir con todas las leyes que afectan a las empresas físicas. Las leyes más importantes, aplicadas al comercio electrónico son:

Registro de la empresa y fichero de datos:

Los comerciantes deberán comunicar al Registro Mercantil en el que se encuentren inscriptos al menos un nombre de dominio, así como todo acto de sustitución o cancelación del mismo (art. 9 LSSICE).

Según el art. 26 de la LOPD, el comerciante notificará la creación de ficheros con datos de carácter personal a la Agencia de Protección de Datos. Una vez recibida la aprobación por parte de la agencia, el comerciante podrá comenzar a almacenar datos. Transcurrido un mes desde la presentación de la solicitud sin que la agencia hubiera resuelto sobre la misma, se entenderá inscrito el fichero.

Ley Oficial de Protección de Datos (LOPD):

Esta ley aplica a los datos de carácter personal registrados. Un dato de carácter personal es cualquier información (texto, gráficos, audio, etc.) concerniente a personas físicas identificadas o identificables. Para más información consultar en la web de la Agencia Española de Protección de datos.

Personas identificadas:

Se considera que un dato identifica a una persona si ese dato nos indica a qué persona se refiere, sin que sea necesario realizar cualquier averiguación posterior, por ejemplo el DNI.

Personas identificables:

Un dato hace a una persona identificable si solo es posible a través de algún proceso posterior averiguar la identidad de la persona, por ejemplo el ADN.

Datos de carácter identificativo:

Son: NIF/DNI, dirección, imagen, voz, número de la Seguridad Social, teléfono, marcas físicas, nombre y apellido, firma, huellas, firma electrónica y tarjeta sanitaria.

Obligaciones del comerciante:

Existen una serie de obligaciones para los comerciantes que registren datos de carácter personal:

  • Registrar el fichero en la Agencia Española de Protección de Datos, antes de comenzar a almacenar datos.
  • En los formularios de recogida de datos es obligatorio incluir un aviso legal que informe sobre el fichero de datos y su finalidad, los responsables de los datos y los derechos del afectado.
  • Adoptar las medidas de seguridad requeridas de acuerdo a la clase de datos personales almacenados.
  • Creación de un documento de seguridad que explique las medidas de seguridad adoptadas.
  • Deber de secreto, manteniendo la confidencialidad de los datos.
  • Atender a los derechos de las personas que nos hayan facilitado sus datos, a conocer, cambiar o cancelar esos datos en un plazo no mayor a 10 días.

Contrato:

Después de celebrar el contrato, es obligatorio confirmar la recepción de la aceptación, mediante el envío de un acuse de recibo por correo electrónico antes de las siguientes 24 horas (art. 28 LSSICE).

Los contratos con consumidores se presumirán celebrados en el lugar en que éste tenga su residencia habitual (art. 28 LSSICE).

El comerciante tiene un plazo de hasta 30 días para entregar los bienes contratados (art. 103 D 1/2007). A partir de ese momento el consumidor puede reclamar y dar al comerciante un tiempo adicional para ejecutar el contrato. El consumidor podrá obligar al comerciante a cumplir con el contrato o exigir el reembolso. Si el comerciante no tiene stock, podrá entregar un bien de características similares o superiores, al mismo costo que el bien adquirido por el consumidor.

La prueba de la celebración de un contrato indica que es a través del uso de firma electrónica. Esto no es práctico para los consumidores y por lo tanto se asume que el consumidor acepta el contrato ya que recibe una copia del contrato y además tiene el derecho a desistir el contrato una vez que recibe el bien.

Condiciones Generales de Venta:

Antes de la celebración del contrato es obligatorio informar al consumidor sobre determinados temas.

Según el artículo 10 y 27 de la LSSICE se debe informar:

  • Nombre o denominación social, domicilio, correo electrónico.
  • Los distintos trámites que deben seguirse para celebrar el contrato.
  • Si el prestador va a archivar el documento electrónico en que se formalice el contrato y si éste va a ser accesible.
  • Los medios técnicos que pone a su disposición para identificar y corregir los errores en la introducción de los datos.
  • La lengua o lenguas en las que podrá formalizarse el contrato.

Según el artículo 6 de la Directiva 2011/83/UE , se debe informar además:

  • Teléfono y fax.
  • Los procedimientos de pago, entrega y la fecha en la que el comerciante se compromete a entregar los bienes.
  • Condiciones, plazos y procedimientos de desistimiento (indicar que el consumidor deberá asumir el coste del transporte para la devolución)
  • Recordatorio de la existencia de una garantía jurídica de conformidad para los bienes.
  • La existencia de asistencia posventa al consumidor y garantías comerciales

Es importante también incluir en esta sección un aviso sobre el uso de cookies y explicar con qué fin se utilizan.

Desistimiento:

Según el  art. 68 de RD 1/2007, el consumidor tiene el derecho de desistir el contrato sin dar ningún motivo.  El comerciante debe informar sobre este derecho.  Se ejerce mediante una notificación al comerciante o mediante la devolución directa de los bienes.

La Directiva 2011/83/UE (art. 9), alarga el plazo que tiene el consumidor para comunicar al comerciante que ejercerá este derecho. Siendo este nuevo plazo de 14 días, desde que recibe los bienes o desde que se celebra el contrato para servicios.  Además la misma directiva, indica que tiene 14 días para entregar el bien al comerciante, una vez que se ha comunicado al comerciante que se hará ejercicio de este derecho. El comerciante tendrá 14 días para reembolsar el dinero al consumidor, una vez notificado y podrá esperar hasta recibir el bien. Art. 13 de la directiva.

En caso de desistimiento del contrato por el consumidor el comerciante debe reembolsar todos los pagos recibidos por el consumidor , incluidos los correspondientes a los gastos de envío. Deberá utilizar el mismo método de pago que utilizó el consumidor. Si el consumidor elige otro medio de transporte más caro, deberá pagar la diferencia. Los gastos de envío de la devolución corren por cuenta del consumidor (art. 101 RD 1/2007).

Es además interesante saber que el consumidor está autorizado a realizar las mismas manipulaciones que harían en un comercio normal, antes de devolver el producto.

Garantías:

El consumidor tiene derecho a la reparación del producto, a su sustitución, a la rebaja del precio o a la resolución del contrato. La ley no indica un plazo sino que dice que debe ser razonable. La reparación será gratuita incluyendo los gastos de envío. Si concluida la reparación el producto sigue siendo no conforme con el contrato, el consumidor podrá exigir la sustitución del producto, rebaja del precio o cancelación del contrato. El consumidor podrá elegir siempre y cuando su elección no represente un costo desproporcionado para el cliente. Los plazos de garantía mínimos son de 2 años para bienes nuevos y de 1 año para productos de segunda mano. La acción para reclamar el cumplimiento de la garantía prescribirá a los tres años desde la entrega del producto. Art. 118-123 RD 1/2007.

IVA e impuestos:

El IVA o impuestos se pagan de acuerdo al lugar donde esté establecida la empresa. Si las ventas en un determinado país de la UE superan los 35.000€ a 100.000€ (según el estado), entonces el comerciante deberá registrarse a efectos de IVA en ese estado y aplicar el tipo de IVA aplicable a ese estado.

Las ventas realizadas a Canarias están exentas de IVA y será el consumidor el que pague en destino el IGIC, los costes de aduana y despacho.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *